30 Septiembre 2022
Liderazgo en seguridad

Estar presente en el terreno

6 minutes
Estar presente en el terreno Estar presente en el terreno

Estar presente en el terreno significa estar en contacto con los equipos, observarlos, dialogar con ellos en ocasión de las visitas de seguridad previstas y mantener también conversaciones informales. Este es el cuarto principio del liderazgo, que es esencial para evaluar el grado de implementación real de la seguridad pero también para demostrar que se está personalmente comprometido y concretamente involucrado en el tema de la seguridad.

 

¿ Por qué es importante la presencia de los mánager en el terreno? 

1. Estar en el terreno para evaluar el grado de implementación real de la seguridad 

Por supuesto, existen procedimientos, planes y cronogramas que describen el trabajo y las tareas a realizar. Pero, como sabemos, el trabajo real nunca transcurre exactamente como está previsto: se puede presentar una ausencia, una emergencia, una actividad conjunta no planificada, etc. Ésta es la diferencia entre el denominado trabajo prescrito y el trabajo real.

Estar en el terreno para evaluar el grado de implementación real de la seguridadEstar en el terreno para evaluar el grado de implementación real de la seguridad

Por lo tanto, es esencial trasladarse al terreno para poder observar el trabajo real y el nivel de seguridad. El terreno es el lugar donde es posible escuchar a los equipos, conocer sus prácticas, sus dificultades a la hora de aplicar determinadas reglas y las iniciativas o adaptaciones pertinentes que han implementado. 

 

La zona de problemas cotidianos

 

En la zona de problemas cotidianos (ZPC) se desarrollan operaciones que se sitúan entre lo que prevé el procedimiento y lo que entra en la zona de riesgo elevado. Es la vida real. El objetivo principal de un operador es cumplir con su tarea y es por eso que intenta respetar lo más posible el procedimiento, pero puede tener que adaptarse y tomar iniciativas. Por supuesto, las desviaciones que se producen en la zona de riesgo elevado son las más visibles y serán comunicadas a la jerarquía. Pero también es importante que la dirección preste atención a esta zona de problemas cotidianos, a las dificultades cotidianas que hacen que el costo humano necesario para garantizar el rendimiento sea muy alto... Porque aunque la operación haya sido un éxito esta vez, la próxima quizás solo se necesite de un pequeño detalle para que la situación se salga de control y se produzca un incidente o, incluso, un accidente.

 

2.  Estar presente en el terreno para demostrar el compromiso y el involucramiento personal en materia de seguridad

Otra dimensión importante de la presencia en el terreno es, sencillamente, mostrar que se está disponible, dispuesto a escuchar, y sinceramente involucrado. 

Usted no es el único que observa, sus equipos también lo observan a usted y evalúan su grado de compromiso con la seguridad. Dedíqueles tiempo, formule observaciones, haga preguntas, en definitiva, présteles atención. Así les demostrará su credibilidad y su ejemplaridad en materia de seguridad.

Como dice el refrán, "una acción dice más que mil palabras" y, además, queda impresa en la memoria.

 

En concreto, ¿cómo se puede mejorar la presencia en el terreno?

La importancia de la presencia habitual

Hay prácticas formales que están vinculadas a la presencia en el terreno, por ejemplo, las visitas de seguridad. Pero la denominada presencia "habitual", "informal" o "cotidiana" también es esencial.

Si se desea conocer el trabajo real, la visita del mánager no debe ser un acontecimiento excepcional, en función del cual se adaptan los horarios de los operadores o los ritmos de producción y que solo sirve para cumplir con los requisitos del cuadro de indicadores anual. No, de lo que se trata aquí es de una presencia y una escucha constantes y regulares.

Por supuesto, esto requiere que el mánager disponga del tiempo necesario para estar presente en el terreno... Esto implica que la organización valore un liderazgo presente y visible y acepte eliminar ciertas tareas con poco valor añadido de las agendas (a menudo muy ocupadas) de los mánager.

Una herramienta al servicio de la presencia en el terreno: la visita de seguridad preventiva

La visita de seguridad preventiva consiste en observar a una persona en una situación de trabajo y dialogar con ella, para acordar juntos la forma más segura de hacer las cosas. El objetivo es identificar los puntos que se pueden mejorar y transformarlos en acciones concretas: cambios en las prácticas de trabajo, modificaciones en los parámetros de la situación, etc. Además, es necesario hacer un seguimiento, a lo largo del tiempo, de las observaciones realizadas y de las medidas tomadas: la coherencia es clave.
Es necesario ser cuidadoso, ya que si la visita de seguridad se desvía de este objetivo y los equipos la perciben como una "vigilancia",  como "una oportunidad para buscar fallas o completar estadísticas", esta herramienta fracasará. Por el contrario, debe utilizarse con un espíritu de comprensión, tolerancia e intercambio.

Por último, las visitas de seguridad no deben limitarse a la relación mánager-operador. La visita a los mánager operativos y de línea puede resultar muy provechosa para un dirigente de la organización. Las visitas a los equipos de diseño o ingeniería, a los subcontratados, etc., son también una excelente manera de comprender mejor las situaciones existentes en la empresa.


Visita de seguridad: algunas preguntas para facilitar el diálogo    

  • Conciencia de los riesgos y conciencia de la situación: ¿cuáles son los  riesgos mayores en su empresa? ¿Cómo protegerse de ellos? ¿Cómo debe reaccionar en caso de que se produzca un accidente mayor?
  • Medio ambiente y condiciones de trabajo: ¿encuentra dificultades relacionadas con la temperatura, la altura, el mal tiempo, los espacios reducidos, etc.? ¿Su actividad produce un impacto en el medio ambiente?
  • Conformidad y respeto de las reglas: ¿hay reglas de oro que se aplican a su actividad? ¿Por qué son esenciales? ¿Hay alguna condición que dificulte la aplicación de las reglas?
  • Buenas prácticas e iniciativas de seguridad: ¿hay alguna práctica de seguridad que le gustaría compartir con sus colegas? ¿Le resultaría útil que otros equipos compartieran su experiencia con usted?
  • Preparación y ejecución de la tarea: ¿qué hace en la instancia de preparación para estar lo más seguro posible? ¿La situación es como la había imaginado? ¿Hubo alguna dificultad en la preparación?
  • Novedades y prioridades de HSE: ¿ha habido algún acontecimiento o decisión en materia de seguridad que le haya afectado especialmente? ¿Con qué recursos cuenta para informarse?
  • Factor humano: ¿cómo se siente usted, en términos de fatiga, de estado de ánimo, etc.? ¿Cómo son las relaciones dentro del equipo?

 

 

El rol del líder en la presencia en el terreno

Por lo tanto, estar presente, ser visible, y escuchar a los equipos son elementos clave de su propio liderazgo en materia de seguridad. Algunas medidas que usted puede implementar son:

  • Liberar tiempo en su agenda para dedicarlo a la presencia en el terreno combinando momentos de intercambio casual con visitas de seguridad y...
  • … ¡respetar ese tiempo escrupulosamente!
  • Prever periodos difíciles, durante los cuales deberá reforzar su presencia en el terreno.
  • Estar presente allí donde la actividad es peligrosa pero también durante las actividades de rutina... porque aunque el trabajo se repita todos los días, el peso de la costumbre puede llevar a que se produzca un incidente.
  • Solicitar a los jefes de equipo que lo acompañen en las visitas.
  • Realizar visitas en diferentes horarios y a distintas personas para abarcar la mayor cantidad de gente posible, en diferentes situaciones de trabajo.
  • Observar la aplicación de las acciones propuestas y volver a los lugares ya visitados para hacer un "loopback".

 

---

Publicación

Lo esencial del liderazgo en seguridad

Descargar

 

 

Artículos sobre el mismo tema